El Elogi de l’aigua es obra de  Eduardo Chillida (1987), una escultura de grandes dimensiones, esta realizada en hormigón y pesa mas de 50 toneladas. La preciada escultura esta mantenida en el aire por medio de unos gruesos cables de acero anclados a la montaña, dándole un aspecto mas ligero, pareciendo flotar sobre el lago.

Paseo de la Mare de Dèu del Coll y calle de Castellterçol

Por Josep

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.