Los días 27, 28 y 29 de enero el Moll de la Fusta se convertirá en un pueblo chino para celebrar la entrada al Año del Dragón con actividades populares.

Los días 27, 28 y 29 de enero Barcelona celebrará el Año Nuevo Chino en el Moll de la Fusta, que se convertirá en un pueblo tradicional chino, con templo budista incluido, donde se harán degustaciones gastronómicas, espectáculos de artistas chinos, exhibiciones de artes marciales, talleres de calle y todo tipo de actividades familiares.

Desde el lunes, 23 de enero, los chinos han entrado en el Año del Dragón, el símbolo más venerado del calendario chino y sinónimo de felicidad, vitalidad y éxito.

Hoy sábado en el Moll de la Fusta hemos podido ver entre los asistentes al estilista Luis Llongueras (el padrino del acto), y la visita más oficial por parte del político Felip Puig.

  Los dragones no podían faltar, lastima del día frío y lluvioso.

Por Josep

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.