El otro día paseando por Montjuic pude presenciar el ataque de una gaviota a una paloma, cada vez son más visibles los ataques y molestias producidas por las gaviotas en Barcelona. Curiosamente junto a esta escena una persona alimentaba a las palomas, ambas aves se están convirtiendo en una plaga para la ciudad por el gran número de ejemplares. Por otro lado las gaviotas pueden atacar si te acercas a su zona de animación.

Por Josep

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.